Homenaje a Abraham Apter

José Luis Valls¹

A Abraham lo conocí en un grupo de estudio de Freud en el que éramos compañeros; me atrajo por sus preguntas agudas, profundas y algo irreverentes mezcladas con un sentido del humor sorprendente, talentoso, creativo. No éramos chicos, él aún menos, era mayor que yo, pero con un espíritu juvenil que atraía. Nos hicimos amigos, compartíamos bastante de nuestra forma de ver el mundo, nuestra idea sobre el ser humano; ambos éramos médicos y nos apasionaba el psicoanálisis. Nos atraía descubrir cada día mayores profundidades en el discurso freudiano cuestionándolo, poniéndolo contra las cuerdas de las que solía salir casi siempre airoso, lo que arrancaba humoradas de la boca entrecerrada de Abraham, muy festejadas por nosotros, sus amigos. Junto a Leonardo Goijman y Elvira Nicolini fundó el Centro Sigmund Freud, dedicado al estudio de su obra, adonde fui invitado como profesor de temas metapsicológicos; con el tiempo quedó él como único director. Fue miembro titular en función didáctica de la Asociación Psicoanalítica Argentina, dictó múltiples seminarios en nuestra institución. Modesto, junto a su atractivo sentido del humor estaban su seriedad y claridad conceptual, muchas veces puestas en juego por él como pregunta generadora de tembladerales en su interlocutor ocasional; era muy hábil para ello, su solidez teórica así se lo permitía, siempre con una sonrisa en la boca. 

            Abraham mantenía un bajo perfil, nunca disfrutó de las candilejas. Durante muchos años cultivamos la amistad en un grupo dedicado a eso, a cultivar ese sentimiento tan preciado; lo integraban Jorge Winocur, José Treszezamsky, Alejandro Wagner, él y yo. También compartimos la escritura de un texto sobre Metapsicología de la consciencia. El tiempo hizo su tarea y su cuerpo en algún momento no lo dejó continuar; lo extrañamos mucho, años después nos enteramos de que no lo veríamos más, no veríamos más su sonrisa socarrona, no escucharíamos más su palabra subvirtiente, su sabiduría llena de luces aunque oculta para no encandilar. Pero no fue así, todas esas dotes permanecen en nosotros, sus amigos, los que lo quisimos, conocimos y disfrutamos.

¹ pavalls@fibertel.com.ar. Miembro de la Asociación Psicoanalítica Argentina.

Descriptores: OBITUARIO

 

Keywords: OBITUARY

 

Palavras-chave: OBITUÁRIO